Medicina natural alternativa

Terapia Bemer

La terapia vascular física se utiliza hoy en campos muy diversos. Y es que la mejora de la microcirculación, es decir, la circulación de los vasos sanguíneos más pequeños, tiene un efecto positivo en muchos aspectos para la salud, así como para el bienestar general. Una estimulación efectiva de la microcirculación supone una ayuda para los mecanismos de regulación más importantes del cuerpo humano en lo relativo a la prevención y procesos de curación, recuperación y regeneración, y se aplica de manera complementaria a  numerosos tratamientos.

Esta novedosa técnica está exenta de contraindicaciones y efectos secundarios: en nuestro Centro la utilizamos como terapia coadyuvante en el tratamiento de las artrosis, dolor de espalda, diabetes, fatiga, enfermedad arterial periférica, acúfenos, polineuropatía, tendinitis, trastornos del sueño, estrés y cicatrización de heridas, etc.